RETOS, AVANCES Y DESAFIOS DE LAS MUJERES EN MÉXICO

“Las mujeres pertenecen a todos los lugares donde se tomen decisiones…” 

Ruth Bader Ginsburg

En muchas partes del mundo, el Día Internacional de la Mujer se conmemora el 8 de marzo y, en el marco de dicha evocación, resulta necesario reflexionar en torno a los desafíos y oportunidades que aún existen para el logro de la igualdad de género y la erradicación de la violencia que aún viven las mujeres. En el caso de México, es oportuno destacar los avances que en el tema se han conquistado, ya que si bien han sido progresos importantes, aún estamos lejos de alcanzar una autentica igualdad y respeto a sus derechos.

En México hablar de mujeres es hablar de más de la mitad de la población total del país, es decir, de un 51.2% (INEGI 2020), y del mayor número de ciudadanas registradas en el Padrón Electoral Nacional con un 52% (INE 2022), así las mujeres representan la mayoría; no obstante, como en muchas partes del mundo, en pleno 2022, aún existen obstáculos para lograr la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, entendida esta como el acceso al mismo trato y oportunidades para el reconocimiento y goce de derechos y libertades, para con ello erradicar la violencia que este sector de la población enfrenta. 

Los obstáculos a que se hace referencia se observan en la escases de oportunidades laborales, en cargas desproporcionadas de trabajo doméstico no remunerado y remunerado, que colocan a la mujer en una situación de desventaja frente al hombre. Aquí entran también otros factores como el matrimonio infantil, la inseguridad, el acoso o hostigamiento sexual, la violencia, los estereotipos de género, la ignorancia, la pobreza, las prácticas y costumbres discriminatorias en su contra, determinantes para que las mujeres encuentren un panorama poco alentador; no obstante, su creciente participación en la vida social, política, económica y cultural en México ha avanzado, y esto es una luz en el camino.

Uno de los avances más importantes tuvo lugar precisamente en el 2021, cuando se logró por primera vez en la historia de México una conformación paritaria en la Cámara de Diputados, es decir, que de los 500 curules disponibles, las mujeres  lograron 250, conquista que si bien es importante, no es suficiente, pues el siguiente reto será que el principio de paridad sea cualitativo y no sólo cuantitativo, a efecto de que las mujeres logren el acceso a presidir los órganos directivos de importancia.

El Día Internacional de la Mujer es un día en que mujeres de diferentes nacionalidades, religiones, etnias y niveles socio económicos se unen para conmemorar la lucha en pro de la igualdad, seguridad, justicia, paz, y buscan que con sus múltiples formas de expresión se les garantice su desarrollo personal o profesional en un plano de igualdad e inclusión; también, resulta un día oportuno para reflexionar en torno a los logros sociales, políticos, económicos y culturales que las mujeres mexicanas han alcanzado, para así reconocer y reivindicar las diversas luchas que han llevado a estos logros y, sobre todo, para visibilizar la desigualdad que aún prevalece, los problemas sociales que aquejan a las mujeres y la escasa promoción y defensa a los derechos humanos.

Pero ¿Cuáles con los derecho humanos de las mujeres? Aquí es oportuno señalar que estos derechos son una serie de atributos, prerrogativas y libertades que tienen todas las mujeres al igual que los hombres, por el simple hecho de existir, y que son indispensables para llevar una vida digna. Si bien mujeres y hombres tienen los mismos derechos, las mujeres han vivido situaciones de subordinación y exclusión con relación a los hombres, lo que ha generado que no puedan ejercer sus derechos en condiciones de igualdad, es por ello que se habla de derechos humanos de las mujeres, ya que en la práctica se discrimina su ejercicio, reconocimiento y goce, sin que deba olvidarse que la conquista de derechos ha sido resultado de la lucha y rutas complejas enfrentadas a lo largo de la historia, algunos de ellos son: 

  1. Derecho a la salud. Relativo a recibir información, atención y tratamiento para las enfermedades específicas de las mujeres como el cáncer de mama y cérvicouterino, así como asistencia médica en la interrupción legal del embarazo, etc.
  2. Derecho al desarrollo. Las mujeres tenemos derecho a que se reconozca el trabajo doméstico no remunerado, como parte importante del desarrollo familiar y social.
  3. Derecho al trabajo. A efecto de no ser despedidas por estar embarazadas, a no ser discriminadas por el hecho de ser mujer, recibir el mismo salario que los hombres por el mismo trabajo.
  4. Derecho a la participación política. En lo correspondiente a participar políticamente en la toma de decisiones, en todos los niveles de gobierno.
  5. Derecho a una vida libre de violencia. En todos los ámbitos familiar, educativo, social, laboral, político, etc.

Si bien estos derechos se encuentran previstos en la Constitución Política de los Estado Unidos Mexicanos o en Tratados Internacionales, estamos lejos de alcanzar una autentica visualización y reconocimiento de éstos en favor de las mujeres, niñas y adolescentes, y en consecuencia la igualdad de género, ya que muchos de ellos no están reconocidos o debidamente regulados en las entidades federativas, lo que genera inequidad, ya que no se ejercen de manera plena, convirtiéndose en muchos casos en una mera aspiración, aunado a que, para su pleno ejercicio, el principal reto que las mujeres enfrentan en México lo es la falta de oportunidades, la corrupción, la violencia, la ignorancia y la pobreza.

En este sentido, el conocimiento de tales derechos y su ejercicio garantizarán una vida libre de violencia y su plena participación en la vida social y política, necesaria para el desarrollo social, la cultural, la política, la democracia y crecimiento productivo de México.

En suma, algunos de los retos que México deberá enfrentar en las siguientes décadas son: poner fin a la impunidad, condenar y sentenciar a quienes cometan violencia sexual y cualquier otro tipo de violencia en razón de género; crear actividades destinadas a la sensibilidad sobre cuestione de género; se adopten medidas de seguridad para proteger a las mujeres niñas y adolescentes de la violencia por razón de género, particularmente la violación y otras formas de abusos sexual y todas las demás formas de violencia.

Primeur

Récents articles